Dwyane Wade bailó por última vez en casa. Su One Last Dance. Lo ha hecho en la victoria por 122-99 ante los Sixers en un partido en el que la victoria de los Pistons dejó ya sin opciones de playoffs a Miami.

Dejando eso de lado, la fiesta estaba preparada:

Tres anillos y 30 puntos en su último encuentro.

“Decir adiós a una carrera que amas, no es fácil. Estuve ahí. Yo no tuve esa oportunidad, no tenía opción. Tuviste una de las mejores carreras de la historia. Sacrificaste de todo, incluso tu ego, por ser campeón. Nos enorgulleciste”.

El propio OBAMA

Este momento con su hijo mayor, Zaire Wade:

Sus últimas palabras al público fueron breves pero emotivas: “Condado de Wade, os amo”.