Era un secreto a voces y ya es una realidad: Zion Williamson jugará el año que viene en la NBA. El ya ex jugador de Duke se ha declarado elegible para el Draft de la NBA que tendrá lugar el próximo 20 de junio y en el que numerosas franquicias tienen depositadas sus esperanzas en poder elegirle como número 1.

Hasta que llegue ese día, el proceso será el habitual en estos casos. Una vez declarado para el draft deberá contratar un agente y esperar a que se celebre la lotería del draft (el 14 de mayo) Después llegarán los workouts con los equipos de su elección.

Zion Williamson deja la NCAA con unos promedios espectaculares de 22,6 puntos, 8,9 rebotes, 2,1 asistencias y un 68% de acierto en tiros de campo. Además, ha aportado 1,8 tapones y 2,1 robos por partido. En sus números solo hay dos lunares: el 64% en tiros libres (3,9/6,2 por partido) y un discreto 33,8% en triples (0,7/2,2). Lo ha hecho agradeciendo a Duke por su única temporada en la universidad.

Gracias por hacer de esta temporada un sueño. Ha sido el mejor año de mi vida