Todavía queda más de un año para que arranque oficialmente el Mundial de 2019, que se disputará en China, pero su sistema de clasificación sigue siendo particular. El método de las ‘ventanas FIBA’ echará el cierre en su primera fase durante la próxima semana pero… ¿qué ocurrirá a partir de ese momento? Te lo explicamos.

La primera fase ha estado compuesta por 80 equipos divididos en 20 grupos de 4. Estos han disputado una liguilla entre las diferentes selecciones y a la siguiente fase avanzarán los 3 mejores de cada grupo. Estos deberán formar de nuevo grupos de 6 equipos aunque manteniendo los resultados de la primera fase. Es decir España, invicta con 6 victorias, arrancará con ese balance la segunda fase lo que favorecerá sus posibilidades.

Con este nuevo reparto en la segunda fase, accederán al Mundial 2019 los tres primeros de cada uno de los grupos. En el caso de Asia y América también pasará el mejor cuarto (además de China que ejerce como anfitrión) y en África solo pasarán los dos primeros de cada grupo y el mejor tercero. En total serían 12 equipos europeos, 8 asiáticos, 7 americanos y 5 africanos los que pelearían por el cetro mundial.

La segunda fase constará de 6 encuentros en los que cada equipo se medirá a las selecciones con las que no coincidía en el primer grupo. Estas se disputarán en tres periodos: del 30 de agosto al 18 de septiembre de 2018, del 26 de noviembre al 4 de diciembre de 2018 y del 18 al 28 de febrero de 2019.

La fusión de los grupos se realiza de la siguiente forma:

A y B forman el grupo I

C y D forman el grupo J

E y F forman el grupo K

G y H forman el grupo L

En el caso de España (primero del Grupo A), se juntará con el grupo B del que se clasificarán Turquía, Ucrania y Letonia a los que se deberá enfrentar en dos ocasiones a cada uno.

Fuente: FIBA