Si dices Pau Gasol y Eurobasket 2015 a todos se nos viene a la cabeza el mismo partido.

Las semifinales ante Francia, con 40 puntos y 11 rebotes de Pau, 16 de 18 en tiros libres, 12 de 21 en tiros, 3 tapones… y una sensación total de superioridad por parte del pívot de Sant Boi.

Se cumplen 5 años de aquella tremenda exhibición y en una entrevista reciente con la FEB, Pau contó cómo recordaba aquel encuentro y cómo lo afrontaba todo el equipo español.

«Fue un partido especial. Son momentos de la vida donde todo parece funcionar, todo parece fluir y se junta todo para que vivas un momento especial.

Veníamos de perder en el campeonato anterior contra su selección en casa en cuartos de final, en nuestro Mundial que no fue nuestro Mundial… y tienes la oportunidad en un Eurobasket en el que no todo ha ido fluido pero en el que coges un gran nivel de juego en la fase final. Primero contra Polonia en los octavos y luego ante Grecia en cuartos.

Teníamos la oportunidad de jugarte el pase a una final, el pase a unos Juegos Olímpicos que te hacía evitar el preolímpico… contra la misma selección, en su casa, en un estadio de fútbol reconvertido a una pista de baloncesto con 27.000 o 28.000 aficionados en los que la mayoría eran franceses, fue un partido épico. El triple de Batum para forzar la prórroga y tuvimos que trabajar un poquito más para ganar y merecernos la victoria.

Mis compañeros hicieron un trabajo estupendo, el cuerpo técnico también como siempre y a mi me salió un partido especial. Muy acertado, con mucha concentración, con jugadas de fuerza y de rabia que venían de las sensaciones y emociones de 2014«.