Septiembre de 2011. Eurobasket. España se mide en semifinales a Macedonia, la revelación del torneo. Y Juan Carlos Navarro protagoniza una actuación legendaria, con 35 puntos y un tercer cuarto antológico en el que anotó 19.

Un momento de trance para un genio del deporte de la canasta, uno de los recuerdos más emotivos de la mejor generación de la historia del baloncesto español: