España no ha podido superar a Turquía (71-67) en el primer partido de las ventanas FIBA disputado en territorio turco. El encuentro, que fue igualado hasta los instantes finales, se terminó decidiendo por pequeños detalles y por un último ataque español con algo de polémica.

Con 2 puntos de ventaja para Turquía Quino Colom tuvo que realizar un lanzamiento forzado y al límite de la posesión que no consiguió encestar pero que en la lucha por el rebote terminaría en las manos de Jaime Fernández. El jugador del Unicaja salvaría el balón y daría una asistencia para Aguilar que empataba el encuentro aunque los árbitros consideraron que Jaime había pasado la línea de fondo. Juzguen ustedes mismos.

El mejor de los de Scariolo fue Dario Brizuela que en su segundo partido como internacional destacó con 18 puntos. Estuvo secundado por las 8 asistencias de Jaime Fernández y los 12 rebotes de Nacho Llovet. En el lado turco el mejor fue Semih Erden con 16 puntos, 14 rebotes y 29 de valoración. Erden, además, fue el autor de la canasta que ponía a su equipo por delante a 32 segundos del final y que terminaría siendo decisiva para su victoria.

España deberá vencer a Ucrania el próximo domingo para certificar su clasificación para el Mundial de China 2019.