Jornada 27 de la Liga Endesa. Jornada 27 del SuperManager KIA. Tercio final de competición, queda más de lo que parece, tienes tiempo para recortar puntos así que no pierdas la perspectiva.

Eso sí, hay que ir mezclando opciones de riesgo mucho más a menudo. Los equipos a estas alturas están muy solidificados, con gran cantidad de jugadores fijos o semi-fijos, así que hay que ir equilibrando y afinando lo máximo posible. Los momentos de forma pueden ser cruciales.

Seis opciones, como siempre sin incluir extracomunitarios, para que puedas formar un equipo lo más competitivo posible:

BASES:

Mike James (Laboral Kutxa Baskonia – 998.375): Se ha convertido en una de las gratas sorpresas en la reacción baskonista. Llegó tarde pero a tiempo para desde su primer partido ser importante en un equipo que se alejaba de playoffs y que ahora, en parte gracias a él, ya busca meterse entre los cuatro primeros para tener el factor cancha a favor en los cuartos de final del playoffs de la Liga Endesa. Mike James sonríe cada vez que está en pista y eso es una muy buena señal para el equipo que entrena Ibón Navarro.

Viene de sumar 28,80 puntos en el Supermanager KIA el pasado fin de semana en la importante victoria del Laboral Kutxa Baskonia ante el Valencia Basket y la próxima jornada tiene la oportunidad de demostrar la calidad que atesora y la talla de jugador que es en la siempre complicada pista del Iberostar Tenerife. Apostar por Mike James es apostar por el talento y uno de los hombres del momento en el Buesa Arena.

Nemanja Nedovic (Valencia Basket – 546.000): Está llamado a ser un jugador importante en la capital del Turia y la lesión del belga Sam Van Rossom le permiten jugar más minutos de lo habitual. Hasta hace unos meses entrenaba con Stephen Curry y compañía en Golden State y en su regreso a Europa ha pecado de irregularidad pero en más de una ocasión ha conseguido asombrar a la ‘Fonteta’ con su perfecta técnica individual y eficacia desde la larga distancia.

Si Nedovic está acertado su equipo tiene mucho ganado y la semana pasada ante el Baskonia en el Buesa Arena fue de los mejores de su equipo. Hizo un partido muy bueno que al fin y al cabo de poco sirvió por la derrota de su equipo. O no. ¿Será aquel partido el definitivo para la explosión de Nedovic? El serbio tiene contrato largo con los de la capital del Turia y el próximo fin de semana tiene la oportunidad de demostrarle a su público de lo que es capaz ante el MoraBanc Andorra. Capaz de lo mejor y de lo peor, ¿qué hará ante Sada, Schreiner y compañía?

ALEROS:

Pietro Aradori (Movistar Estudiantes – 938.000): Otro jugador que si tiene la racha da mucha vida a su equipo y que desde que aterrizó a la capital de España no ha parado de enamorar a la siempre fiel afición estudiantil. El escolta azzurro está cómodo en su primera temporada en España, tiene muchos minutos y cuando su equipo juega como local siempre resulta determinante. El próximo fin de semana los de Txus Vidorreta volverán a ver a su gente en su sitio tras ver como el domingo el Real Madrid les pasaba por encima.

Ante los blancos sumó 13 de valoración y esta semana se las tendrá que ver ante el siempre complicado Bilbao Basket de Bertans, Mumbrú y compañía. El Movistar Estudiantes está alejado de meterse entre los ocho primeros pero también de los puestos de descenso, por lo que con ganar los partidos que les quedan como local los madrileños habrán conseguido el objetivo de la permanencia. Para ello necesitan la mejor versión de su jugador más eficaz en el presente curso, Pietro Aradori. ¿Aparecerá su mejor versión ante los hombres de negro? Parece una muy buena opción…

Alberto Corbacho (Rio Natura Monbus – 798.000): Ha sido el jugador más seguro y divertido de ver durante el mes de marzo y en parte gracias a él los de Moncho Fernández siguen manteniendo muchas opciones para clasificarse para los playoffs. El Obradoiro parece salvado y ahora solamente toca mirar hacia arriba. Tras ganar el pasado fin de semana al CAI Zaragoza, ‘Corby’ y compañía volarán el próximo viernes hasta Sevilla para jugar en San Pablo un importante partido ante el Baloncesto Sevilla.

Para ganar en la ciudad hispalense los gallegos necesitarán nuevamente la mejor versión de un Corbacho que ha promediado un brusco 48.8% de acierto desde la larga distancia en el pasado mes de marzo con más de 40 triples intentados. El mallorquín se ha reencontrado con su mejor versión, por lo que parece una opción segura y que promete puntos en el Supermanager KIA.

PÍVOTS:

Willy Hernangómez (Baloncesto Sevilla – 908.923): El futuro más presente del baloncesto español. La mejor liga del mundo no le pierde de vista y el Real Madrid se frota las manos ante su proyección durante el presente curso, pero él solamente se centra en el ‘hoy’ y eso significa en salvar al Baloncesto Sevilla de la sorprendente y delicada situación en la que se encuentra. Muchas de las opciones para que los hispalenses consigan la permanencia pasan por las manos del canterano madridista, él lo sabe y por eso asume galones.

Está llamado a ser muy importante en este tramo final de la temporada y el próximo fin de semana tiene un partido idóneo para él ante el Rio Natura Monbus. Hernangómez intentará echarse a su equipo a sus espaldas para mantener a la ciudad hispalense en la mayor competición del baloncesto español una temporada más. ¿Podrá ante los Maxi Kleber y compañía? Cuando juega en casa asegura más de 14 puntos y si tiene el día puede irse hasta los más de 25. Parece muy buena opción para la jornada 27…

Bojan Dubljevic (Valencia Basket – 617.826): Desde la marcha de Velimir Perasovic el interior montenegrino ha dado un paso al frente y sin competición europea ahora está solamente centrado en la Liga Endesa y en guiar al conjunto ‘taronja’ hasta el lugar más alto de la clasificación en estas últimas siete jornadas que restan para que termine la fase regular.

Se lesionó Pablo Aguilar el pasado fin de semana en Vitoria, Lishchuk todavía no está al cien por cien y eso significa que ante el MoraBanc Andorra el talentoso pívot balcánico disputará más minutos de los esperados. Más minutos para demostrar la talla de jugador que es y demostrar el porqué le renovó hace unas semanas el Valencia Basket a pesar del interés que había de varios equipos de Euroliga. Es uno de los ídolos de la afición levantina y ante los pirenaícos puede volver a conseguir una puntuación alta. Está yendo a más y parece recuperado de la lesión del hombro que le molestó hace unos meses. Ojo con la recta final de ‘Dubi’…