¿Has empezado mal el SuperManager KIA? Te damos 5 consejos para remontar el vuelo

octubre 9, 2018

¿Lo compartes?

No ha sido un comienzo fácil de SuperManager KIA; más bien, ninguno lo es. Pero este año concretamente no te está saliendo nada. ¿Jugador que fichas? Negativo. ¿Jugador que vendes? Su mejor partido de estas semanas. Todo te está saliendo mal y dan ganas de dejarlo. Así es como se sienten muchos mánagers a estas alturas de la temporada y, entre ellos, me incluyo. Mi equipo de las LP’s lleva 2 jornadas sin pasar de 100 puntos y sin pinta de que lo vaya a hacer en la próxima semana. ¿Se ha acabado la temporada entonces? No, aunque tampoco vas a ganar el SuperManager KIA con ese equipo. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para cambiar la tendencia. Te lo aviso: no va a ser fácil. Pero lo vas a conseguir.

Broker, broker y más broker

El equipo más caro cuesta 12.578.605 €, una cifra a la que ahora mismo no puedes ni acercarte. La gente habla de Shengelia, Tomic o McFadden mientras miras tu Lalanne con resignación. Y encima Milosavljevic cumple el día que lo has vendido. El crecimiento de broker es lo que hará que en unas semanas puedas codearte con esos presupuestos y fichar a los jugadores que todos querríamos tener en nuestros equipos desde la J1 a la J34. Evita pensamientos como “tendré que ir a por puntos ya o cuando quiera echarles mano ya nos le pillaré” no porque sean erróneos, más bien porque el broker que no recojas en este principio de temporada ya no lo pillarás en el resto de la temporada.

Intenta seleccionar tus fichajes lo más a largo plazo posible

Más fácil de decir que de hacer. Cuando vemos a ciertos jugadores valorando de una forma muy regular solemos olvidar toda precaución y tirarnos a por el dinero fácil. No es que esté mal del todo pero siempre se puede diferenciar entre jugadores que una vez que toquen techo tienen menos recorrido y otros que por lesiones o rol en el equipo van a tener una mayor proyección. Que ojo, decir esto ya en la J4 puede resultar una temeridad pero siempre se pueden realizar ciertas apuestas. Luego te ficharás al Sebas Saiz de turno y jugará 14 minutos en dos semanas. La intención debe contar y la proyección de broker (jornadas consecutivas que se pueden estar subiendo) también debe hacerlo.

Cuidado con los cambios de tendencias y con obcecarse en ciertos fichajes

Esto es posiblemente lo más complicado. Sucede en situación como la de Deon Thompson la pasada jornada. Empieza mal, se hace un 18 y te relames pensando “me lo ficho ahora que se va a disparar de precio” y zasca. Deon se hace un 4 te baja otros 100.000 € y ahora tienes menos broker y otra jornada de riesgo con el jugador. Igual va a pasar con otros jugadores que no han empezado bien y que llegará el momento que tengan que despertar. Son situaciones que a veces salen bien y a veces salen mal por lo que, si queremos darle la vuelta a nuestro mal arranque, tendremos que hilar muy fino hasta entonces.

En una jornada no lo vas a remontar todo

Ante todo paciencia. Si algo vais a notar a partir de ahora es que las correciones en los equipos no las voy a poder hacer como antes. Ahora los 3 cambios se quedan cortos para todos los pufos de los equipos. Si una semana te tienes que dejar 6 cifras en caja no debe suponerte un problema. Tu momento llegará pero no puedes comprometer cambios solo por no dejar X en caja para el futuro. Quitarte ciertos jugadores con garantías debe ser la prioridad aunque te pueda costar mucho más de lo que crees. Remontar 100 puntos una jornada estaría bien pero es complicado que lo puedas conseguir.

La temporada es larga y alberga horrores

Ahora estás pasando un mal momento pero eso no quiere decir que el resto de tus rivales no vayan a pasar por lo mismo. Todos tenemos baches a lo largo de la temporada, jornadas en las que no sale nada, fichajes cantados que se estrellan o lesiones de última hora que te acabas tragando. Tener problemas en las primeras jornadas es peor porque puede pasarte factura toda la temporada si no le pones una solución a largo plazo. La remontada siempre en mente para poder conseguir los objetivos.