En cierto modo es la realidad del baloncesto en España. El CEBA Guadalajara, equipo con tres años de historia que ha luchado este año por ascender a Adecco Oro en la final contra el Amics Castelló, no se inscribirá el año que viene en ninguna de las categorías del baloncesto español. Lo hará en la Primera Nacional de Castilla-La Mancha.

De estar cerca de jugar en la segunda división… a la quinta. La situación era insostenible y la falta de apoyos más las deudas existentes han provocado que desde el club tomen la decisión de no salir en la élite del baloncesto español.

El equipo alcarreño tenía la preferencia para jugar en Adecco Oro tras la renuncia del Clinicas Rincón como tercer mejor equipo de LEB Plata en la temporada 2014/15. El CEBA en tres años de historia ha jugado siempre los playoffs, disputando dos Copas y ganando una.

Ahora el club trabaja por salir adelante, solventar las deudas con la plantilla y cuerpo técnico e intentar volver dentro de poco a la categoría que le pertenece. La plaza pasa al Prat, que tiene preferencia tras la renuncia del equipo de Guadalajara. Y si Prat renunciara, pasaría al Zornotza Amorebieta.

Tremendo.

Foto: Antonio Magán