Conocemos e insistimos en que la Adecco Oro se ha convertido a lo largo de los años en una liga idónea para que los jóvenes jugadores que están disfrutando de sus primeros años seniors puedan seguir progresando y debido a problemas económicos que han supuesto un dolor de cabeza para muchos clubes modesto de la división de plata del baloncesto española hemos comprobado como cada vez hay más jóvenes talentos en la segunda categoría, cosa que hace más atractiva la Adecco Oro. El mejor ejemplo a esto es el Club Baloncesto Peñas Huesca, equipo que no para de reconstruirse de la mano de Quim Costa, ‘culpable’ de que jugadores de la talla de Lluis Costa, Marius Grigonis o Pierre Oriola estén un peldaño más arriba del que estaban anteriormente.

Crecer, trabajar, jugar y mejorar. No hay más. El poder progresar y ser mejores jugadores al finalizar el curso de lo que eran en pretemporada es y debe ser el principal objetivo de muchos jóvenes que compiten en la siempre complicada Adecco Oro.

Han pasado ya dos meses desde que arrancó una nueva edición y ha llegado la hora de desvelar qué jóvenes jugadores están brillando de tal forma que ya llaman a la puerta la mayor competición del baloncesto nacional, la Liga Endesa. Este es nuestro listado hasta la fecha…

DiBarto

Propiedad del CAI y con residencia en Palma de Mallorca. Hemos hablado anteriormente de él pero es que el bueno de John Di Bartolomeo no para de crecer y tras una temporada brillante en Bahía San Agustín donde fue el MVP de la Adecco Plata sigue brillando en Oro y a día de hoy es el base más valorado de la categoría. El director de juego norteamericano de 23 años y 1.83 metros de altura acumula unos promedios de 12,2 puntos, 4,2 rebotes, 2,1 asistencias y 14,9 de valoración. Recuerden: tiene contrato con el CAI Zaragoza y -visto lo visto- no sería nada extraño que el próximo curso diera el salto a la Liga Endesa.

También propiedad de dos clubes ACB y brillando en Adecco Oro encontramos a otros tres jugadores: Édgar Vicedo, Jorge Sanz y Fran Guerra. El primero, formado en las categorías inferiores del Tuenti Móvil Estudiantes, está creciendo de forma excepcional y destacada en Huesca, convirtiéndose a estas alturas de la campaña en uno de los nombres propios de la Adecco Oro gracias a unos increíbles promedios de 12,9 puntos, 4,9 rebotes, 1,6 asistencias y 14,6 de valoración que le levan hacía la posición más alta de aleros en el aspecto de valoración. Sanz, por su parte, se formó en el Real Madrid y tras un año donde no contó con regularidad en Santiago de Compostela, está vinculado al Baloncesto Fuenlabrada y este año crece junto a Édgar Vicedo en Aragón con el conjunto oscense. El base madrileño de 21 años está yendo de menos a más conforme pasan las jornadas y ahora mismo es tras Di Bartolomeo, Bassas y Uriz el cuarto director de juego más valorado de la categoría: 8,5 puntos, 3,2 asistencias y 11,8 de valoración. Y Fran Guerra, del Estudiantes y cedido al Força Lleida, sigue a lo suyo. El pívot canario de 2.12 metros ha encontrado en Catalunya en lugar idóneo para crecer con Joaquín Prado, y ello le está abriendo las puertas a categorías más exigentes. Y los números también acompañan: 11,6 puntos, 5,8 rebotes y 12,3 de valoración.

Ferran Bassas, anteriormente mencionado, ha conseguido ‘hacer olvidar’ a la afición del Unión Financiera Oviedo a Fran Cárdenas. Nada complicado. El talentoso base catalán (22 años) formado en las categorías inferiores del Club Joventut de Badalona y con pasado en el Club Bàsquet Prat ha encontrado en Asturias su segundo hogar y allí está demostrando la calidad que atesora, sintiéndose cómodo sobre el parquet y siendo -tras doce jornadas disputadas- el tercer base más valorado de toda la categoría: 9,7 puntos, 2,5 rebotes, 5,1 asistencias (segundo mejor asistente de la Adecco Oro) y 13,5 de valoración.

No solamente brillan los españoles…

61621_1

En Melilla están encantados con su joven escolta americano de 22 años Spencer Butterfield. Al conjunto melillense les recuerda a Anthony Winchester y al igual que éste podría dar el salto en un futuro próximo no demasiado lejano hacía la Liga Endesa, y es que en su primera temporada lejos de Estados Unidos está despuntando, encontrándose rápidamente con su mejor versión y siendo determinante para un equipo que tras un buen comienzo de liga ha pecado de irregularidad en las últimas jornadas y no ha podido conseguir los resultados esperados en un primer momento. El universitario de Utah State promedia 12,4 puntos, 5,5 rebotes y 13 de valoración tras haber disputado ocho encuentros. Y en Lugo, por su parte, felices con el alto rendimiento del lituano Osvaldas Matulionis, de 23 años y con pasado en el Força Lleida que está asumiendo responsabilidades en su segundo año en España. Su estadística marca unas medias de 12,5 puntos, 4 rebotes y 11,8 de valoración por choque.

Y por última es casi obligatorio mencionar a Alberto Abalde, jugador franquicia del Club Bàsquet Prat, entidad vinculada al FIATC Mutua Jovenut. El alero gallego de 19 años y más de dos metros de altura está bordándolo en la división de plata del baloncesto español mientras entrena con el primer equipo de la ‘Penya’, y a estas alturas de la temporada puede presumir de unos promedios de 13,1 puntos, 4,5 rebotes y 11,5 de valoración.