La apuesta del Laboral Kutxa Baskonia por sus categorías inferiores no ha parado de aumentar en los últimos años y cada vez son más los jugadores que el equipo alavés beca para formar, confiando así que éstos formen parte del futuro baskonista en un futuro no muy lejano.

En el pasado, etre los jugadores que más han destacado en Campeonatos de España aparecen los nombres de Carlos Martínez, Tadas Sedekerskis o Daniel Bordignon, que hace dos años consiguieron un histórico bronce en Marín. Ahora, en Guadalajara, el gran protagonista ha sido el cadete Filip Petrusev.

Un pívot de 2.05 metros con pasado en el Partizan de Belgrado, habitual en las categorías inferiores de la selección de Serbia y reconocido como uno de los mayores proyectos en el país balcánico. Esta es su segunda temporada defendiendo la elástica baskonista y el pasado año -siendo cadete de primero- ya fue uno de los nombres propios el campeonato nacional celebrado en Torrejón de Ardoz y donde el equipo alavés logró un meritorio sexto puesto. Sus números, 17.5 puntos, 9.5 rebotes y 21.8 de valoración de media, le convierten en uno de los mejores jugadores del Campeonato… a pesar de que por edad también es de los más pequeños.

Petrusev, que todavía tiene 16 años y es cadete, es un interior con buena altura y envergadura, coordinado, con buen cuerpo y que destaca sobre todo por sus muchas variantes en ataque. Es un ‘center’ muy talentoso que por su buena técnica individual y eficacia en tiros de media-larga distancia (cada vez se atreve más desde el triple) puede llegar a jugar en la posición de ala-pívot.

Es muy completo y peligroso jugando de espaldas al aro, allí combina altura y toque con una amplia variedad de movimientos, entre los que se destacan sus ganchos, fade-aways, amagues, giros y bandejas en reversa. Es un seguro de vida en tareas reboteadoras, muy trabajador e intenso cerca de canasta. Probablemente hoy en día sea el jugador más prometedor que se esté formando en las categorías inferiores del Baskonia… y hay varios: Macura, Bulashvili, Kurucs

El de Belgrado ha sido el mejor de un Fundación 5+11 Baskonia que tras vencer al CAI Zaragoza por 86-73 en la jornada del viernes finaliza el Campeonato nacional en séptimo lugar y dejando muy buenas sensaciones. En su último partido, por cierto, Petrusev firmó su mejor actuación del Campeonato con 38 de valoración gracias a sus 23 puntos y 10 rebotes.

A muchos su gran rendimiento ya no les sorprende, y es que ha firmado una temporada muy buena por el País Vasco y su crecimiento no ha pasado desapercibido ni siquiera para los americanos, que pudieron comprobar la calidad que atesora el baskonista el pasado mes de abril en el Jordan Brand Classic donde acudió entre los mejores europeos junto a su compañero Arturs Kurucs.