Una mítica e importante ciudad como Valladolid en el baloncesto español no se quedará sin canastas ni sin baloncesto de élite, y es que de la mano de la leyenda morada Mike Hansen y con la ilusión de dar un empujón a gente de la casa nació hace unos meses el Club Baloncesto Ciudad de Valladolid, con el patrocinio de Brico Depot. El equipo castellanoleonés dará sus primeros pasos baloncentísticos en la liga LEB Plata.

Y con el objetivo de crecer paso a paso para regresar a lo más alto del panorama nacional, el equipo vallisoletano ha querido apostar por gente de la casa. Canteranos del antiguo club, algún ex-jugador e incluso el entrenador Iñaki Martín. A éstos, se les han unido varios jugadores del extranjero que están llamados a ser protagonistas durante la próxima temporada en la división de bronce del baloncesto español.

«El objetivo es que la ciudad se identifique con el nuevo equipo, que lo sienta como algo suyo. También formar personas en las categorías inferiores y luego darles la posibilidad de que exploten sus condiciones como jugadores al máximo».

Actualmente, a poco menos de un mes para que arranque la nueva temporada, el Club Baloncesto Ciudad de Valladolid cuenta con 11 jugadores . De la plantilla actual, solamente tres no son nacidos en Valladolid: el georgiano y revelación de liga EBA la pasada temporada Shota Gelazonia, el mozambiqueño Augusto Matos y el talentoso base norteamericano Brock Gillespie, quien pasó por la NBA de la mano de los Rockets, por la D-League y también por España, en Lleida primero y Plasencia después.

El conjunto vallisoletano tiene como principal objetivo promocionar lo que es suyo, demostrar cómo se las gastan allí y ayudar al jugador castellanoleonés abrirse camino en el siempre complicado mundo del baloncesto. Ya lo dijo recientemente el joven Daniel Astilleros, uno de los integrantes de la plantilla, en una entrevista con los compañeros del ‘Diario de Valladolid‘: «En otras épocas se fichaba gente de fuera y no se daba oportunidad a los de aquí, y claro que se las merecían».

Trabajo y entrega. Eso asegurarán los chicos de Iñaki Martín en esta nueva etapa, y es que si por algo se han caracterizado los jugadores vallisoletanos es por su inestimable carácter en la pista de pelear siempre por cada balón como si del último se tratase. Es momento de demostrarlo, es el momento de Antonio Izquierdo, Jonathan Arranz, ‘Turi’ Fernández, Daniel Astilleros, Miguel González, Javier Juan Lobato, Sergio de la Fuente y David Ortega. Es el momento de los chicos de la casa.