Jugaba en el Artland Dragons y debutó con el primer equipo en la máxima categoría del baloncesto alemán con 16 años, pero la desaparición del primer equipo de éste clásico club germano abría las puertas de salida a Isaiah Hartenstein, reconocido como una de las grandes promesas de Europa en la generación de 1998. Pretendido este pasado verano por varios de los clubes más potentes del ‘Viejo Continente’, este ala-pívot de 2.12 metros estaba en la órbita del FC Barcelona Lassa y el Laboral Kutxa Baskonia.

Vitorianos y barceloneses intentaron convencer a Isaiah para que continuase su formación a sus servicios, pero Hartenstein prefirió probar fortuna en Lituania tras brillar en el Europeo sub-18 celebrado en Volos con el combinado alemán (11.6 puntos, 8.7 rebotes y 1.8 recuperaciones en 22 minutos por partido).

Fichó por el Zalgiris Kaunas y en su primera temporada por tierras bálticas ya está triunfando, como era de esperar…

El interior alemán ha sido el gran protagonista del Adidas Next Generation Tournament que se ha celebrado en Kaunas y ha ganado el Zalgiris. Isaiah firmó un partidazo en la final del torneo frente a Lietuvos Rytas, sumó 29 puntos (10/15 en tiros de campo), 12 rebotes, 3 asistencias y 37 de valoración en casi 30 minutos. Los promedios de Hartenstein en el torneo organizado por la Euroliga y la marca deportiva alemana han sido de 23.5 puntos, 11.3 rebotes, 2.8 asistencias, 1.8 recuperaciones y 30.3 de valoración en casi 27 minutos por encuentro, números que le han válido para ser galardonado como MVP y estar incluido en el quinteto ideal.

Junto a él, Grantas Vasiliauskas, Bathiste Tchouaffe, Jakub Tuma y su compañeros Arnas Velicka completaban el quinteto ideal del torneo.

Hartenstein estuvo muy cerca de venir a España para crecer a los servicios del Baskonia o Barça, prefirió irse a Lituania y allí brilla con Zalgiris.

Aquí le puedes ver en acción: