Historia dura. Entrevistamos 6 años después al cubano que se exilió en un amistoso contra España

septiembre 16, 2015

¿Lo compartes?

Diciembre de 2009. Un jugador cubano consigue fichar por un equipo de Lanzarote. Meses antes había escapado -sí, escapado- de la concentración de su país cuando se enfrentó a España en un amistoso.

Era septiembre. Decidió quedarse, pidió asilo político junto a otros tres compañeros y unos meses después fichó por el Lanzarote. Seis años han pasado de ese momento y hemos quedado con él para hablar sobre ello y cómo le ha ido por España. Es Georvis Elías, actual jugador del Albacete Basket de la Liga EBA, uno de los cubanos exiliados.

KeZ: ¿Es la mejor decisión que tomaste?

Sin títuloGeorvis Elías: Yo lo considero positivo, he aprovechado los años que he estado aquí a nivel personal, he aprendido mucho. En el baloncesto, en la vida, he mejorado en todo.  Doy gracias a dios, a la vida, que me alumbró el camino para tomar esa decisión, estoy agradecido. Al final cuando tenga hijos, se lo contaré y lo entenderán todo.

Kia en Zona: España juega contra Cuba un amistoso. Cuatro de vosotros tomáis la decisión de escapar. ¿Cómo fue ese momento?

Georvis Elías: Lo tenía yo planeado con otro compañero, Silvestre Hernández,  que era y es mi mejor amigo. Lo habíamos hablado en Cuba, no teníamos motivación, nada. Yo tenía un contrato para jugar en Rusia y no me dejaron y nos desmotivó. Antes de venir teníamos que ir a Puerto Rico y no nos quisieron llevar ya que se temían algo y… en España era el momento. Eramos él y yo y a última hora los dos mas jóvenes nos acompañaron y eso me impactó. Les pregunté varias veces, me dijeron que sí y lo conseguimos. Fue de película, buscando los pasaportes en la habitación de los jefes, corriendo. Ahora me río pero ese momento fue el peor de mi vida.

KeZ: ¿Y tu familia cómo se lo tomó? ¿Sabían algo?

GE: A veces mi madre se preocupaba porque pensaba que iba a tomar esa decisión antes. Yo tenía nivel para jugar en Europa y se lo había contado. Con 20 años era difícil, pero maduré y allí no había futuro. Mi madre sabía que lo iba a hacer, estaba avisada de ello, no fue una sorpresa.

KeZ: ¿La has vuelto a ver?

GE: ¡Seis años después pero por una videollamada! Hasta que han tenido internet y wifi. Estoy deseando traerla porque solo he hablado por teléfono y hace poco la videollamada donde pude verla. Todas las semanas hablo con ella.

KeZ: ¿Y qué te dice sobre la situación actual en Cuba?

GE: Supuestamente no se ve nada. Los cambios llegarán pero se van a demorar. La relación con Estados Unidos… pero lo que tiene que entender la gente es que nosotros no pedimos el exilio por estar en contra del sistema o la política. El problema es que atletas, médicos… el que sea, no puede tener una oportunidad fuera. Es duro dejar todo pero es que hay mucha gente que nos llama traidores, contrarevolucionarios. La mayoría de nosotros no lo hace por la política, lo que queremos es mejorar y allí es imposible. En Cuba la gente se adapta a lo que hay, digamos que tienen los ojos tapados, pero nosotros que salíamos y veíamos lo que había fuera pues… estábamos perdiendo el tiempo.

KeZ: El presente dice que este año vuelves a Albacete tras el paso por Alcázar donde te has asentado mejor. 33 años pero alma de MVP…

GE: [Se ríe] Lo cierto es que aún tengo que coger la forma pero estoy contento y convencido de que este año vamos a ascender a LEB Plata. Lo de MVP es lo de menos pero físicamente me encuentro bien. Muchos me dicen ‘¿En serio tienes 33 años?’ Los cubanos nos cuidamos muy bien a pesar de la edad, -sonríe-.

2009-08-18_IMG_2009-08-18_11_24_17_2009-08-18_img_2009-08-18_00_05_51_fdfs[1]
Georvis Elías, Taylor García, Grismay Paumier y Geofrey Silvestre, los 4 que se escaparon

KeZ: Lo más curioso de todo es que este año te enfrentarás a uno de tus ‘compañeros de escapada’, hablamos de Taylor García, que ha fichado por el Globalcaja Quintanar. 

GE: Ya hemos hablado y me ha dicho que me va a ganar y demás. La verdad es que es bonito volvernos a encontrar en una pista aunque mi sueño es poder volver jugar con alguno de ellos en un mismo equipo antes de retirarme.  De hecho, he intentado que venga uno al Albacete pero no se ha podido de momento. 

KeZ: ¿Piensas algún día en volver a Cuba?

GE: ¿Volver? Estoy loco por volver pero yo no puedo vivir allí. Me denegaron el permiso. Tienen que pasar ocho años y solo van seis. Es una especie de castigo. Antes era indefinido. La de los médicos era de por vida. Pero estoy loco por volver y ver a mi gente, pero yo no puedo vivir allí de nuevo.

Termina hablando uno de los cubanos que a través del baloncesto consiguió mejorar su vida, hacer lo que le gustaba. No será la última vez que escuchen hablar de él porque será uno de los protagonistas del Grupo B de la Liga EBA con el Albacete Basket.