Quizá podría estar jugando en alguna categoría superior pero es paciente, sabe que está formándose y priorizó el jugar minutos a estar en una liga mayor sin contar con demasiado protagonismo. Es uno de los jugadores más prometedores de Angola, nació y creció en la capital de España y es actualmente uno de los jugadores más determinantes de la liga española de baloncesto amateur. Julio de Assis Afonso, alero de 2.01 metros y solamente 22 años, sonríe en Santander de la mano del PAS Pielagos, un clásico del baloncesto cántabro.

Ha sido recientemente noticia en el norte de España, porque el pasado fin de semana firmó uno de sus mejores partidos al sumar 40 de valoración con 21 puntos y 16 rebotes en la victoria de su equipo frente al Club Baloncesto La Flecha. Juega al baloncesto desde los 9 años, algo extraño ya que Julio es hijo de dos de los atletas más importantes de la historia de Angola.

Su madre es una leyenda del atletismo angoleño y su padre también ha sido atleta

Su madre tiene el récord de salto de longitud de una mujer nacida en Angola con 5.90 metros y su padre ha sido decatleta de pruebas combinadas. Ambos llegaron a Madrid siendo jóvenes deportistas y a través de una beca que se ganaron. Obviamente sus padres intentaron que él siguiese sus pasos y con 7 años comenzó con el atletismo… pero esto no le llamaba la atención. No le ilusionaba y quiso probar fortuna en otros deportes.

Empezó a jugar al baloncesto en el Colegio Hermanos Pinzon, pero él siempre ha sido un chico ambicioso y con 12 años probó suerte con el Real Madrid. El conjunto blanco no le fichó, pero le envío al CREF Hola!, equipo que por aquel entonces estaba vinculado al club de Concha Espina. En el modesto club madrileño se encontró con el entrenador Armando Gómez (ahora en el Viten Getafe), quién enseñó a Julio como desenvolverse sobre una pista de baloncesto.

Su etapa júnior la terminó en Leganés, sus dos primeros años como senior los pasó en categoría autonómica de Madrid y hasta la temporada 2013-14 -cuando tenía 21 años- no tocó la liga EBA. Ha jugando ya en tres equipos de la categoría amateur, el CD Estudio, el CB Virgen La Concha con el que jugó la pasada temporada y actualmente el Pielagos.

No ha sido sencillo para él llegar hasta Cantabria. Ha pecado de irregularidad y estuvo cerca de dejar el baloncesto… pero el Baloncesto Fuenlabrada le devolvió la ilusión por este deporte. Fue tras la temporada 2013-14 y allí coincidió con los Jorge Sanz, Boubacar Moungoro, Rolands Smits y compañía. Se dio cuenta de que era joven y que su momento podría llegar de un momento a otro, como le llegó a éstos. Creyó y sigue creyendo en que tiene nivel para competir en ligas más exigentes. Su corto paso por el conjunto fuenlabreño supuso mucho mentalmente para el exterior angoleño, que la pasada campaña nos deleitó con una de las mayores exhibiciones de la liga EBA con el Virgen la Concha al sumar 47 de valoración en un partido.

El propio Julio se define como «un alero con buen dominio de balón, alto (2.01 metros) y al que le gusta jugar con versatilidad de cara al aro. Soy un buen finalizador y puedo defender a interiores, soy muy activo e intenso en defensa».

Tiene las ideas muy claras. «Mi objetivo es ascender, demostrar que puedo hacerlo bien en esta liga y ganarme una oportunidad de demostrar mi valía en ligas superiores. Es difícil llegar a la élite, pero confío en mis posibilidades… sólo tengo 22 años», nos confiesa el propio jugador.

Su progresión en España no está pasado desapercibida en Angola. Desde la Federación angoleña no pierden de vista a Julio de Assis Afonso, a quien ya han invitado en los últimos años para entrenar con la selección absoluta del combinado africano. El verano pasado entrenó con ellos… y su ilusión de cara al futuro más cercano está en poder defender a Angola en un campeonato oficial.

Podría haber seguido los pasos de su padre pero decidió inclinarse hacia el baloncesto y ahora juega en liga EBA.