Visto en su día como una de las mayores promesas del baloncesto croata, pasó -para continuar con su formación- por Estados Unidos y ahora vive su segunda experiencia como profesional en España. Aleksandar Marcius, pívot de 2.09 metros y 25 años, está brillando en la LEB Plata a los servicios del Iraurgi SB, equipo vinculado al Retabet.es Gipuzkoa Basket. Su viaje, poco común: aterrizó en la tercera división del baloncesto español desde la mejor liga del baloncesto croata.

La temporada pasada, en su regreso al ‘Viejo Continente’ tras haber estado en la Universidad norteamericana de De Paul, jugó en su país a los servicios del GKK Sibenik. Tuvo 18.8 minutos por encuentro y promedió 9.7 puntos, 6.3 rebotes, 0.5 asistencias y 0.9 recuperaciones. Nada mal para ser un jugador con un rol secundario en la máxima categoría baloncentística del país balcánico.

No obstante, el interior balcánico decidió emprender un nuevo viaje que le llevaba a España y que hacía con la ilusión de verse en un futuro no muy lejano compitiendo en la mejor liga del país, junto a varios de los mejores jugadores europeos. Ha sido uno de los fichajes del verano… pero en la división de bronce del baloncesto español.

Antes de llegar a España, estuvo muy cerca de marcharse a Suiza. De hecho, varios medios dieron por cerrado su fichaje con el BBC Monthey pero finalmente vino a España.

De la máxima categoría del baloncesto croata y competir con los clásicos KK Zagreb, KK Cedevita, Cibona o Split… a hacerlo en la tercera categoría del baloncesto español, donde destacan los equipos vinculados a Unicaja, Retabet.es Gipuzkoa y CAI Zaragoza. Marcius es uno de los protagonistas de esta categoría y en sus primeros pasos con el equipo azpeitiarra no está decepcionando, siendo uno de los jugadores más destacados -tras dos jornadas- en la liga.

Es dominante cerca del aro y destaca por su capacidad para capturar rebotes. Suma con facilidad y tiene un peso importante con el Iraurgi SB. Puede dominar en la LEB Plata y tras dos partidos disputados sus promedios ya marcan un sorprendente 17 puntos, 15.5 rebotes y 23.5 de valoración en casi treinta minutos. Todavía es muy pronto para hacer valoraciones… pero su trayecto es -en cuanto a menos- curioso y llamativo.

En su último compromiso con el Iraurgi, frente al Club Bàsquet Tarragona y donde su equipo ganó por cinco puntos tras una prórroga, Aleksandar Marcius firmó 22 puntos (7/13 en tiros de dos), 18 rebotes, 3 asistencias, 8 faltas recibidas y 32 de valoración. Tras el lituano Zygimantas Riauka fue el segundo jugador más destacado de la pasada jornada en esta categoría. Importante resaltar que el croata salió desde el banquillo.

¿Podrá Marcius dominar en la categoría y dar el sorprendente salto que en su día dio Will Hanley? Tras dos jornadas, progresa adecuadamente…