Era uno de los jugadores que había que prestar especial atención y en su paso por Guadalajara no está dejando indiferente a nadie. Mikel Sanz, del EASO de San Sebastián, no ha tardado nada en demostrar la calidad que atesora…

Anota, coge rebotes, recupera balones, asiste a sus compañeros, recibe muchas faltas… hace de todo y todo parece hacerlo bien. No tiene ninguna especialidad, pero tampoco parece tener ningún gran defecto cuando pisa el parqué. Es un interior de apenas 1.97 metros pero que compensa esa falta de altura con buena técnica individual, mucha movilidad y sobre todo mucha inteligencia. Es un jugador listo, intuitivo… entiende el juego a la perfección y juega con una mezcla de tranquilidad e intensidad que llama la atención. Suma con muchísima facilidad y además lo hace en ambos lads de la cancha. Es difícil de entender cómo un interior de su talento no haya estado jamás en una concentración con la selección española… y más cuando no es la primera vez que destaca en un Campeonato de España.

De momento su entrenador le está reservando bastante… y aún así hace numerazos.

Ha sumado 21 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 5 recuperaciones en casi diecisiete minutos…

Mikel Sanz, conocido también como ‘el niño de los 77 de valoración en el Campeonato de España Cadete‘, lo ha vuelto a hacer. El interior donostiarra ha firmado una actuación escandalosa jugando solamente 12:49 minutos en la victoria de su EASO frente al Club Baloncesto La Solana manchego por 37 a 91. Salió desde el banquillo y estuvo todo el segundo período y casi toda la segunda parte, pero aún así sumó 37 de valoración gracias a sus 21 puntos, 8 rebotes y 5 recuperaciones que cogiendo la media de sus 31 de ayer le convierten (estadísticamente hablando) tras dos jornadas de Campeonato de España en el mejor jugador nacional.

Sus promedios marcan 19 puntos, 10.5 rebotes y 34 de valoración. Nada mal… si tenemos en cuenta que hasta la fecha ha jugado solamente 17 minutos por encuentro gracias a las dos cómodas victorias que ha conseguido el EASO.

El propio Mikel ya nos contó cuales son sus deseos en el mundo de la canasta: “Sueño con llegar lo más alto posible en el mundo del baloncesto y seguir disfrutando hasta ahora. Disfrutar es el objetivo principal para mí”. Tras dejar huella el pasado año en los Campeonatos de Torrejón de Ardoz y La Seu d’Urgell-Andorra, el pívot del EASO está volviendo a ser uno de los nombres propios en Guadalajara.

Y esto significa que nuevamente vuelve a llamar a las puertas de la selección…