Ya se han disputado 14 jornadas en la división de plata del baloncesto español y el Quesos Cerrato Palencia es el líder en solitario de la competición con un positivo a la vez que sorprendente balance de 13 victorias y una única derrota. Tras ellos encontramos al Melilla (10-4) y ‘pisándole los talones’ a los melillenses están el Bahía San Agustí y el San Pablo burgalés. El filial del FC Barcelona y el Amics Castelló ocupan el quinto y sexto lugar de la clasificación (8-6) y son, por el momento, las gratas sorpresas de una LEB Oro que no está dejando indiferente a nadie.

Hay nivel… y muchos son los que desde la segunda división más importante del panorama español piden paso a una nueva oportunidad en la Liga Endesa. Richi Guillén, con 39 años, sigue estando entre los más destacados de una liga que presume de talentosos jugadores como Osvaldas Matulionis, Marc Blanch, Alejandro López, Dani Pérez, Dani Rodríguez, Urko Otegui, Javi Vega, Lluis Costa, Tadas Sedekerskis, Goran Huskic, Slezas, Jakstas, Pablo Almazán, Héctor Manzano, Edu Hernández-Sonseca, Pedro Rivero, Kyle Rowley, Jonathan Barreiro, José Ignacio Nogués, Miki Feliu, Edu Durán, Agustí Sans, Zoran Nikolic o Guillermo Rejón,

Estos, de momento, no pueden presumir de estar firmando la temporada esperada. No está siendo mala, pero está lejos de la deseada. Desde la experiencia de Arteaga a la juventud de Marc García pasando por el descaro de los bases españoles y la elegancia de los norteamericanos. Conoce a los jugadores más destacados -por el momento- en la presente edición de la LEB Oro.

El jugador más dominante de la categoría: Óliver Arteaga.

Es conocedor de la Liga Endesa tras su paso por el Valencia Basket, el CAI Zaragoza y la Bruixa d’Or Manresa. No obstante, jamás ha contado con un rol importante en la máxima categoría del baloncesto español. La mejor versión del Interior tinerfeño la estamos viendo en la presente temporada con el Planasa Navarra. A sus 32 años, el pívot 2.08 metros ha conseguido encontrarse con su versión más desequilibrante, siendo a estas alturas de la temporada el mejor jugador (estadísticamente hablando) de la LEB Oro. Promedia 18.3 puntos, 10.1 rebotes, 1.7 asistencias y 26.3 de valoración en 32:27 minutos por encuentro.

Tras él, Richi Guillén es el segundo más valorado de la competición con 24.6 de valoración por partido. Además, el pívot de Bahía San Agustín es también el jugador que más puntos anota por partido (21.2) de la LEB Oro. Y tiene 39 años…

Cuatro bases nacionales que llaman (otra vez) a las puertas:

  • Xavi Forcada: Hay pocos jugadores de su posición en la competición que sean tan determinantes como él. Es un base que su buena visión de juego añade una rebeldía en ataque que le convierte en un jugador muy difícil de defender en situaciones de uno contra uno. La temporada pasada le disfrutaron en Palencia y con él consiguieron ganar la Copa Príncipe, siendo además el jugador más destacado de la final frente al Ribeira Sacra Breogán de Álex Llorca. No obstante, un extraño verano le situaba de nuevo cerca de casa, en Cataluña. Fichó por el Club Bàsquet Prat (uno de los equipos más modestos de la LEB Oro) y como ‘potablava’  está demostrando nuevamente su enorme valía como jugador profesional. Está llamando a las puertas de la Liga Endesa, otra vez. Este curso está siendo el base más valorado en la liga. Tiene 27 años y un talento innato que le convertiría en un jugador muy útil en la Liga Endesa, como por ejemplo lo está siendo Albert Sàbat en Badalona. Forcada lleva tiempo pidiendo su paso a llegado su momento y sus promedios esta temporada marcan 14.2 puntos, 2.4 rebotes, 3.1 asistencias y 17.2 de valoración por encuentro.
  • Ferran Bassas: El jugador formado en las categorías inferiores del Club Joventut de Badalona ya demostró la temporada pasada la calidad que atesora los servicios del Unión Financiera Oviedo. Este curso, también con los ovetenses, está demostrando ser un jugador totalmente preparado para dar el salto a la Liga Endesa. Su excelente dirección en el juego y notable visión le convierten en uno de los protagonistas de la división de Plata de baloncesto española. Sus medias este curso son de 9.4 puntos, 3.4 rebotes, 6.2 asistencias y 13.1 de valoración por encuentro.
  • Borja Arévalo: Un jugador que no necesita lanzar a canasta y que suma mucha valoración es un jugador de equipo. Y Borja Arévalo es uno de ellos. El base riojano formado en las categorías inferiores de Clavijo ha conseguido esta temporada alcanza su mejor versión como jugador profesional. El jugador está cómodo conduciendo la nave del equipo lucrionense y está desplegando un juego maravilloso que le convierte en uno de los protagonistas de la temporada en la LEB Oro. Hace de todo y todo lo hace bien… promedia 6.9 puntos (solamente ha lanzado 58 veces a canasta en 14 partidos esta temporada), 6.6 rebotes, 3.8 asistencias, 1.7 recuperaciones y 16.8 de valoración en 26:09 minutos por encuentro.
  • Mikel Uriz: Otro clásico de la LEB Oro y uno de los jugadores que más destacan temporada tras temporada. Quizá su altura (1.80 metros) sea el único motivo del porque no está a día de hoy en la Liga Endesa… y es que lleva varias temporadas siendo el base más determinantes de la división de plata de baloncesto español. Es un director de juego muy completo, que tiene una facilidad pasmosa para regalar puntos a sus compañeros. Junto al mítico Richi Guillén es clave en un Palma Air Europa que cuenta con varios jugadores de nivel ACB. Nico, es uno de ellos. Sus promedios: 13 puntos, 5.2 asistencias y 15.9 de valoración en algo más de 25 minutos por encuentro.

El hombre de moda explota a sus 21 años: Beqa Burjanadze.

Está siendo una de las gratas sorpresas durante la presente temporada en la división de plata del baloncesto español. El interior georgiano formado en las categorías inferiores de Baloncesto Sevilla, ha conseguido encontrarse con su mejor versión en A Coruña. En el norte de España está contando con la confianza de su entrenador Tito Díaz y él está respondiendo jugando a un nivel excepcional. Ha conseguido coger regularidad y es uno de los jugadores más determinantes en la LEB Oro, se ha convertido en un habitual de los quintetos de la semana y en lo que llevamos de temporada ha conseguido ser designado en tres ocasiones MVP de la jornada. Sus promedios esta temporada son de 18.5  puntos, 7.1 rebotes, 1.1 asistencias y 19.6 de valoración en 30:04 minutos por encuentro.

Tres americanos muy validos para la Liga Endesa:

  • Brandon Edwards: La temporada pasada, su primera en España, no contó con demasiado protagonismo en el Ribeira Sacra Breogán. No obstante, este pasado verano cambió de equipo y en el Melilla Baloncesto si está consiguiendo ser ese jugador que causó tan buenas sensaciones en Estados Unidos durante su período como universitario. Es un ala-pívot físicamente superdotado y cada vez es más regular en tiros de media-larga distancia. Está firmando una notable temporada y puede ser un jugador muy útil en la Liga Endesa. Tiene talento para jugar en ella… Promedia 10.4 puntos, 6.6 rebotes y 14.4 de valoración por encuentro.
  • Jordan Swing: Sin lugar a dudas, es el fichaje de la temporada en el la LEB Oro y de su talento disfrutan en tierras asturianas. Hasta la fecha es el mejor exterior de la competición. Llegó procedente de la segunda división australiana y ya llama a las puertas de la Liga Endesa. Es un alero alto, con buena envergadura, eficiente en tiros de media-larga distancia y que aprovecha su privilegiado cuerpo para jugar con versatilidad de cara al aro. Sus promedios en su primera etapa en España son de 18.6 puntos, 4.7 rebotes, 2.5 asistencias y 20 de valoración en más de 30 minutos por partido. La prensa le ha vinculado recientemente con el CAI Zaragoza y el Movistar Estudiantes…
  • Brandon Garrett: La temporada pasada fue una de las sensaciones de la LEB Plata y esta campaña, su primera en la LEB Oro, está consiguiendo ser uno de los jugadores más determinantes de la categoría. Es un pívot fuerte, muy intenso y que destaca por su constante actividad en ambos partes de la pista. Obviamente, tiene mucho que ver en que la mezcla esté yo sea una de las sensaciones de la competición a estas alturas de la temporada. Promedia 11.9 puntos y 6.1 rebotes por encuentro.

El particular ‘Big Three’ del filial del FC Barcelona:

  • Papa Mbaye: Quién le ha visto y quién le ve. Es un pívot fuerte con unas condiciones físicas tremendas y ha conseguido imponer su ley en la pintura. Ya no es solamente un interior que aporta en defensa, donde asegura intimidación e intensidad. Ahora también es decisivo en ataque, ha mejorado en el apartado táctico del juego, es más móvil y se ha convertido en un dolor de cabeza constante para sus defensores cuando está cerca de canasta. Lleva varios partidos superando los 30 de valoración, está siendo la gran sorpresa en ‘Can Barça’ y a estas alturas del curso sus números son de 9.7 puntos, 7.2 rebotes, 1.5 tapones y 15.3 de valoración por encuentro. No sería de extrañar que diera el salto a la máxima categoría del baloncesto español la próxima temporada.
  • Emir Sulejmanovic: Un interior con mucha clase y muchas variantes en ataque que está demostrando estar totalmente preparado para dar el salto a ligas más exigentes. La LEB Oro parece quedarle más pequeña conforme avanzan las jornadas. Es considerado como una de las grandes promesas en Europa de la generación de 1995 y sin posibilidades de estar con el primer equipo azulgrana lo mejor para su progresión sería una nueva salida, en forma de cedido, para que continúe evolucionando como profesional. Sus números están siendo de 13.3 puntos, 9.5 rebotes, una asistencia y 15.8 de valoración por encuentro. Estadísticamente hablando, es el mejor jugador del Barça ‘B’.
  • Marc García: Considerado como uno de los mayores proyectos del baloncesto español, García está consiguiendo reencontrarse consigo mismo tras una mala temporada en Manresa donde no contó con suficiente protagonismo para demostrar la calidad que atesora. Está creciendo a las órdenes de Alfred Julbe y físicamente se le ve mejor que nunca. Sus promedios están siendo de 14.5 puntos y 3.1 rebotes por encuentro. La próxima temporada no sería de extrañar verle nuevamente en la máxima categoría del baloncesto español, el Barça tiene sus derechos y una cesión a un club de la Liga Endesa que le ofrezca minutos parecen la mejor solución para su progresión.