Club Baloncesto Tizona Ford Burgos y Club Ourense Baloncesto han firmado una temporada histórica y han conseguido el deseado ascenso a la máxima categoría del baloncesto español, demostrando así jugadores y cuerpo técnico estar preparados para tener la oportunidad el siguiente curso de disputar la Liga Endesa. Ha sido una temporada apasionante donde muchos profesionales han dado un paso al frente intentando así captar la atención de clubes que compiten en ligas mayores.

Apartando a los burgaleses y aurienses -que han demostrado ser de Liga Endesa a lo largo de la temporada-, ¿qué jugadores se han ganado ser valorados el curso que viene para la máxima categoría? ¿Quiénes han brillado?

Llorca

Porque no han podido caber tres, Ribeira Sacra Breogán: Temporada fantástica para los lucenses, que alcanzaron la final de la Copa Príncipe y tuvieron un 1-2 favorable en la final de los Playoffs para ascender a la Liga Endesa. En otra temporada, probablemente los de Lisardo Gómez todavía estarían festejando el ascenso a la máxima competición nacional, lo que habla del excelente nivel que ha habido durante la presente temporada en la Adecco Oro.

Entre los protagonistas del ‘Breo’ es conveniente destacar a cinco jugadores:

  • Álex Llorca: El jugador que todo entrenador querría tener en su equipo. Desde su paso por el Lucentum de Alicante no ha hecho más que crecer y tras una fantástica temporada en Lleida el curso anterior ha aprovechado su paso por Lugo para consagrarse como uno de los mejores jugadores de la competición. Es cierto que en los playoffs ha pecado de irregularidad pero aún así mucho ha tenido que ver en que el equipo de Lisardo Gómez haya rozado el ascenso a la Liga Endesa. Un escolta de 1.92 metros que puede incluso actuar de base, con buen manejo de balón, físicamente fantástico, rápido y cada vez más eficaz desde la larga distancia. Tiene 26 años y el siguiente paso en su carrera deportiva lo tendría que dar en la Liga Endesa.
  • Álex López: Si Llorca ha ido de más a menos el exterior tinerfeño puede presumir de lo contrario. Excelente temporada del jugador formado en las categorías inferiores del Herbalife Gran Canaria y que en el presente curso se ha convertido en uno de los nombres propios de la liga Adecco Oro. El escolta de 1.89 metros y 24 años tiene un talento innato y que ha demostrado a lo largo de los playoffs para guiar el perímetro del Ribeira Sacra Breogán. Es un jugador muy intenso en ambas partes de la pista, eficaz desde la larga distancia y con un físico privilegiado que aprovecha junto a su buen dominio de balón para entrar a canasta y sacar provecho: es un excelente penetrador, gran jugador en situaciones de uno contra uno y tres contra tres. Ha demostrado ser un jugador capacitado para dar un paso al frente en su carrera deportiva.
  • Osvaldas Matulionis: Al igual que Álex Llorca, tras pasar por Lleida llegó a Lugo y a las órdenes de Lisardo Gómez ha continuado por la línea ascendente que venía tras haber pasado por las manos de Joaquín Prado. Tiene un futuro muy prometedor y visto su alto rendimiento en uno de los mejores equipos de la Adecco Oro no sería de extrañar verle próximamente jugador en la Liga Endesa o una liga con mayor prestigio del Viejo Continente. Alero lituano de 2.00 metros de altura y 23 años, destaca por su amplio abanico de recursos tanto ofensivos como defensivos. En ataque anota desde larga distancia con solvencia y tiene capacidad de penetración. En su faceta defensiva resalta por su intensidad y versatilidad a la hora de defender jugadores de diferentes posiciones, pudiendo incluso jugar minutos como ala-pívot.
  • Mamadou Samb: Sorprendente rendimiento del interior senegalés con pasaporte español después de haber estado las tres últimas temporadas en Bilbao sin contar con una amplia cantidad de minutos. Tiene 25 años, es un pívot de 2.10 metros y esta temporada ha sorprendido en la Adecco Oro con su eficacia desde el tiro de la media-larga distancia. Ha firmado un curso extraordinario con el Ribeira Sacra Breogán y parte de la culpa del temporadón lucense la ha tenido él, amo y señor de la pintura en la Adecco Oro durante una parte importante de la temporada. A pesar de haber mejorado mucho técnicamente esta temporada, Samb ha sido un jugador intimidador en defensa y que siempre ha ayudado a los de Lisardo Gómez en tareas reboteadoras. Visto su alto rendimiento no sería de extrañar verle de regreso a la máxima competición del baloncesto español.
  • Gary McGee: Fue uno de los últimos en incorporarse en la disciplina lucense pero ha sido, sin lugar a dudas, clave en la exitosa temporada del Ribeira Sacra Breogán de Lugo y uno de los mejores jugadores norteamericanos que han pasado durante el presente curso por la división de plata del baloncesto español. Con sus 2.11 metros ha destacado por su intensidad y poderío en la zona partido tras partido. Es un jugador que no asegura una amplia cantidad de puntos pero que -en cambio- defensivamente gana los partidos. Aprovecha su altura para intimidar y cambiar muchos tiros, capturar rebotes y recuperar balones. Tiene 26 años y ha sido una de las gratas sorpresas de la temporada, sería interesante verle en una liga de mayor nivel.

Los norteamericanos y otros extranjeros han sabido aprovechar su paso por la Adecco Oro: No solamente ha destacado McGee… en Palencia, Palma de Mallorca, Lleida, Coruña y Logroño también han disfrutado del talento traído desde fuera de España:

Glover

  • Shawn Glover: Salió por la puerta de atrás de Son Moix pero ha sido determinante en la gran e histórica temporada realizada por el equipo que entrena el experimentado entrenador español Ángel Cepeda. Glover ha sido uno de los protagonistas en su primera temporada lejos de sus Estados Unidos y con su talento y eficacia de cara al aro ha guiado al Palma Air Europa Bahía San Agustí hasta los playoffs, donde cayeron eliminados de forma sorprendente ante el Força Lleida. Se trata de un jugador físicamente superdotado que, además, tiene buena técnica individual y es eficaz en el tiro de media-larga distancia. Es muy potente y hábil, va bien al rebote y defensivamente asegura carácter e intensidad. Mide 2.01 metros, tiene 24 años y ha aprovechado el escaparate que se le presentó con la Adecco Oro para captar la atención de ligas más potentes.
  • Quinn McDowell: Raza blanca tirador. Con 24 años recién cumplidos llegó a Palencia y lo hizo sin hacer demasiado ruido y con la etiqueta de tener un rol secundario en el esquema de Natxo Lezkano. Ha ido a más y el curso baloncentístico se le ha llegado incluso a quedar corto, y es que ha sido uno de los nombres propios de la competición. McDowell (de 1.94 metros de altura), 42,6% desde la larga distancia, ha sido uno de los mejores tiradores de la competición y su eficacia desde la larga distancia podría haberle las puertas en ligas más exigentes como en su día se le abrieron a jugadores como Anthony Winchester, Jason Robinson o Luke Sikma. Además de asegurar puntos desde el perímetro, el escolta norteamericano también destaca por su excelente manejo de balón y facilidad para interpretar el juego. En su primer y siempre complicado año lejos de casa no ha decepcionado y ha demostrado que la Adecco Oro quizás le queda pequeña.
  • Greg Kahlig: Otro excelente tirador y que no ha decepcionado en su primera temporada lejos de Estados Unidos. A sus 23 años recién cumplidos, el escolta de 1.95 metros se ha convertido en una de las gratas sorpresas de la Adecco Oro en las filas del siempre competitivo Força Lleida. Kahlig ha destacado por su eficacia en el lanzamiento exterior y su notable lectura del juego de la que ha sabido sacar provecho Joaquín Prado para sacar resultados positivos en el conjunto leridano. Tiene un amplio margen de mejora pero con su desparpajo es un jugador que podría aportar prácticamente lo mismo en la Liga Endesa que en la Adecco Oro.
  • Kyle Rowley: Hace un año brilló en la división de bronce a los servicios del Zornotza y consciente de ello el Leyma Basquet Coruña le fichó y en su primera temporada con el conjunto gallego no ha decepcionado, fichando al final de la temporada por el Bilbao Basket para reforzar los entrenamientos de Sito Alonso. Rowley, nacido en Trinidad y Tobago y de 2.13 metros de altura, ha sido uno de los interiores más dominantes de la categoría y todo ello gracias a una combinación excepcional de carácter e intensidad. Partido tras partido hemos visto como el interior trinitense se ha consagrado como uno de los mejores de la competición en su posición y teniendo en cuenta su excepcional rendimiento no sería de extrañar verle en una liga más exigente el siguiente curso. Tiene 24 años y se le augura un futuro interesante.
  • Los forasteros de Antonio Pérez Cainzos tampoco decepcionan: Uno de los clubes que más satisfecho ha podido quedar con sus extranjeros ha sido el Cocinas.com Clavijo, que otro año más ha conseguido el objetivo de permanecer en la división de plata del baloncesto nacional. Sin Jesús Sala y con la llegada del técnico de Ferrol al banquillo logroñés el equipo ha pecado de irregularidad pero, como de costumbre, ha habido varios jugadores que han aprovechado su paso por Logroño para demostrar su calidad y llamar a las puertas de ligas más exigentes. Son los casos de los interiores Christian Nwogbo (2.01 metros y 23 años) y Mike Carlson (2.06 metros y 23 años) y del talentoso base checo Jakub Kudlacek, una de las gratas sorpresas de la temporada y eso que llegó para cubrir una baja. Es un base con buena visión de juego y eficaz de cara al aro, tiene 25 años recién cumplidos y alcanza el 1.94 metros de altura.

Y es que si de algo puede haber presumido la liga Adecco Oro durante la presente temporada es de la amplia cantidad de bases que han estado compitiendo en la liga. ¿Quiénes podrían dar el salto a la mayor competición del baloncesto español o a ligas más exigentes?

Bassas

  • Ferran Bassas: Siguiendo los pasos de Fran Cárdenas y aprovechando el buen trabajo que se realiza temporada tras temporada en Oviedo. El director de juego formado en las categorías inferiores del FIATC Mutua Joventut ha aprovechado su paso por Asturias para demostrar su potencial y pedir a base de continuas exhibiciones una oportunidad en una liga más exigente. Se trata de un jugador con una excelente visión y lectura del juego, inteligente y capaz de anotar desde la larga distancia. Tiene 23 años y mide 1.82 metros. ¿Apostará algún club de la Liga Endesa por su talento? Visto lo visto en la presente temporada parece una opción muy interesante.
  • Mikel Uriz: Difícil de explicar como uno de los mejores directores de juego que han pasado por la división de plata del baloncesto español en el último lustro no haya tenido todavía la oportunidad de jugar en la Liga Endesa. Hermano del jugador de Iberostar Tenerife Ricardo Úriz, Mikel ha hecho en Valladolid lo que hizo cuando anteriormente vistió la elástica del Planasa Navarra o el Cocinas.com Clavijo: dirigir a su equipo hacia una excepcional temporada. Mide 1.82 metros, tiene 25 años y es un jugador rápido, inteligente, que comete pocos errores y que además asegura puntos. Muchísimo mérito la temporada que él y sus compañeros han realizado en Valladolid sabiendo los problemas económicos por los que ha pasado y pasa el conjunto pucelano.
  • José Simeón: ‘El sueño del Ave Fénix‘ se acerca tras la extraordinaria temporada que ha firmado en las filas del Força Lleida. El capitán del conjunto leridano ha guiado a los de Joaquín Prado hasta una fantástica temporada donde alcanzaron las semifinales en los playoffs por el ascenso en la Liga Endesa. El base levantino ya no es solamente un base con buena dirección en el juego (esencial), este año ha sido uno de los mejores defensores de la competición, ha aumentado su número de capturas reboteadoras y cada vez consigue anotar con mayor frecuencia. Tiene margen de mejora pero tras una temporada pasada dura donde aparecieron inesperadas lesiones ha sabido dar un paso al frente para llamar a la puerta de ligas más exigentes. Su lectura de juego, visión, talento e intensidad le convierten en un jugador muy a tener en cuenta para un futuro muy cercano. Solamente tiene 24 años.
  • Palencia Basket, una pareja de directores capacitada para jugar en la Liga Endesa: Campeones de Copa Príncipe pero una segunda vuelta irregular y un cruce ante el Ribeira Sacra Breogán impidió que los palentinos consiguiesen llegar lejos esta temporada en la Adecco Oro. Lezkano ya no será el entrenador de los palentinos la próxima temporada y todo apunta a que comienza un nuevo ciclo en el conjunto morado. ¿Seguirán los bases? Dani Rodríguez (1.82 metros y 31 años) y Xavi Forcada (MVP de la Copa Príncipe, base de 1.92 metros y 26 años) han demostrado -a pesar de los malos resultados conseguidos por el equipo- ser dos directores de juego que perfectamente están capacitados para dar el salto a la máxima competición del baloncesto español. Ambos destacan por su facilidad para anotar y elegancia a la hora de dirigir el juego.

La sensación de la temporada: Pablo Almazán, alero del Planasa Navarra.

Almazan

Empezó la temporada con un rol secundario, y es que el veterano Edu Hernández-Sonseca fue quien destacó en los de Sergio Lamúa en las primeras jornadas de competición, con continuas exhibiciones que le situaban semana sí y semana también entre los jugadores más destacados de la jornada. No obstante, el interior se marchó a Venezuela para continuar con su carrera deportiva junto al entrenador español Luis Guil pero lo hacía dejando al Planasa Navarra casi con la permanencia asegurada en la Adecco Oro, objetivo planeado en pretemporada.

Entonces, con el objetivo de competir y tratar de clasificarse para los playoffs, apareció la mejor de las versiones de Pablo Almazán. El alero granadino con pasado en el CAI Zaragoza ha sido la gran sensación del presente curso en la Adecco Oro y ha aprovechado la temporada para pedir a base de buenos partidos una nueva oportunidad en la máxima categoría del baloncesto español.

“Queremos que cuando llegue el mes de junio y nos vayamos a casa podamos hacerlo satisfechos por el trabajo que hemos hecho sabiendo que lo hemos dado todo de manera individual para haber podido crecer como equipo. Si ese día podemos presumir de estar orgullosos del trabajo de cada uno de nosotros la situación clasificatoria será lo de menos”, comentaba el propio Pablo hace unos meses en unas declaraciones a la Federación Española de Baloncesto. Hay motivos suficientes para estar satisfecho por lo logrado, y es que su extraordinaria segunda vuelta permitió a los navarros jugar los cuartos de final de los playoffs por el ascenso a la Liga Endesa.

Almazán ha hecho durante la presente temporada de todo y todo bien. Empezó siendo un jugador que destacaba por su garra y carácter defensivo y terminó siendo el líder ofensivo del Planasa Navarra. Anota con facilidad desde la larga distancia y además aprovecha su buena técnica individual y físico privilegiado para ser un jugador difícil de frenar en situaciones de uno contra uno. Tiene 26 años, mide 1.98 metros y sus promedios han sido de 12,2 puntos, 4,6 rebotes, 2,3 asistencias y 13,8 de valoración en más de 31 minutos por choque.

La estrella que viene: Kenan Karahodzic, alero de 2.09 metros y 19 años.

Kenan

Propiedad de Unicaja y aprendiendo durante la presente temporada del ‘maestro’ y MVP de la categoría Richi Guillén. El talentoso alero bosnio Kenan Karahodzic ha firmado un curso extraordinario y además de haber sido decisivo en la permanencia del Clínicas Rincón en la Adecco Oro ha aprovechado sus minutos con el primer equipo para permitir a los aficionados del Martín Carpena frotarse las manos con lo que les viene encima.

Por su superdotado físico puede alternar la posición de alero con la de ala-pívot, pero es cuando juega por el perímetro cuando resulta más determinante. Obtiene altos porcentajes desde la larga distancia y en el presente curso ha mejorado de forma destacada en los aspectos tácticos y técnicos. Está más fuerte físicamente y eso le permite también ser más duro en la zona, rebotea con facilidad y defensivamente es un intimidador y un jugador cada vez más intenso. Le ha venido de perlas entrenar diariamente con Richi Guillén, quien se ha convertido en un ‘profesor particular’ idóneo para el crecimiento de Karahodzic. Además, también ha estado presente de forma habitual en los entrenamientos dirigidos por Joan Plaza con el primer equipo del Unicaja.

Es considerado hoy por hoy uno de los mayores proyectos en Bosnia y lleva desde los 15 años creciendo en Los Guindos. Rafa Piña, su primer entrenador en España, le definía en KIA en Zona como «un jugador que tiene todas las características para ser dominante en un futuro cercano. Es un trabajador y nadie le ha regalado nada, estoy seguro de que continuará por la misma línea. Quizás abusa demasiado del tiro, cosa que me parece normal en jugadores que pasan de ser interiores a exteriores. Ha evolucionado mucho en los últimos años a jugar de cara el aro, también debe mejorar técnicamente (en el manejo de balón)».

Ha firmado partidos excelentes durante el presente curso y sus promedios en 22:26 minutos por encuentro han sido de 7,2 puntos, 4,9 rebotes y una asistencia. Es uno de los mayores proyectos del baloncesto continental que ha disfrutado la Adecco Oro en su última edición (2014-15). No sería de extrañar vistas sus ya apariciones con el primer equipo del Unicaja de Málaga que el conjunto malagueño decida cederle a un ACB de cara al próximo curso.