No hicieron una buena temporada el curso anterior en LEB Plata, pero aún así desde el conjunto azulgrana confían en su cantera y ven en la LEB Oro una liga idónea para que sus jóvenes jugadores continúen creciendo.

El Fútbol Club Barcelona Lassa ‘B’ regresa a la división de plata del baloncesto español y lo hace con el experimentado Alfred Julbe como entrenador de un conjunto repleto por jóvenes promesas, a los que les acompañará la elegancia y experiencia de Jaka Lakovic y Lubos Barton, la garra y talento de Xavier Moix, más la fuerza e intensidad de Papa Mbaye.

Crecer, competir y ser mejores en marzo de 2016 que en octubre de 2015 es el objetivo del filial azulgrana, que afronta el nuevo curso como uno de los equipos más interesantes de la LEB Oro. ¿Estarán preparados?

Tras unos años viendo cómo el Real Madrid era quien dominaba a nivel nacional en lo que al baloncesto de formación se refiere, desde ‘Can Barça’ han apostado fuerte este verano por su cantera.

Queremos que los jóvenes llamen a la puerta del primer equipo. Estamos aquí para ver qué se puede hacer diferente, cómo podemos hacerlo mejor porque hay una idea de que haya más jugadores de la cantera en el primer equipo, comentó Julbe recientemente en unas declaraciones a la televisión del club.

El uno a uno de las promesas del FC Barcelona ‘B’:

Habrá convocatorias semana tras semana… ya que Alfred Julbe echará mano del equipo júnior.
  • Nedim Djedovic (2.01 metros y 18 años): Es una de las esperanzas en Bosnia y Herzegovina, y también del Barça. Ha aprovechado sus minutos con el primer equipo durante la pretemporada y ha causado buena impresión, es un escolta con muchas variantes para anotar en ataque. Tiene buen manejo de balón y es eficaz desde la larga distancia.
  • Stefan Peno (1.95 metros y 18 años): Uno de los mayores proyectos en Serbia, que todavía no ha terminado de explotar. Tiene buena visión de juego y dirige bien al equipo, es un base alto que destaca por su rebeldía en la pista, al que le gusta jugar con verticalidad de cara al aro. Buen pasador y notable finalizador. Tiene mucho talento, pero peca de ser un jugador irregular. Tiene problemas con su volumen de pérdidas.
  • Andrija Marjanovic (2.00 metros y 16 años): Uno de los grandes proyectos balcánicos y de la cantera azulgrana, tendrá como prioridad el equipo júnior pero no sería de extrañar verle a menudo con el filial para ayudar. Es un base-escolta que destaca por su rebeldía y talento ofensivo. Destaca por su eficacia desde el triple y sobresaliente manejo de balón. Importante que controle los tempos del partido para mejorar como director. Tendrá en Lakovic a un excelente referente en el que fijarse.
  • Pol Figueras (1.88 metros y 17 años): Es el base que todo entrenador querría en su equipo. Físicamente no es un jugador que llame la atención, pero asegura buena dirección y acostumbra a cometer pocos errores. Además, sabe controlar los distintos tempos del partido y es eficaz desde el triple. Tiene muy buena visión y es muy inteligente en la pista. Defensivamente destaca por su intuición del juego.
  • Marc García (1.99 metros y 19 años): Uno de los jugadores más talentosos y prometedores dentro del panorama nacional. Regresa a ‘Can Barça’ para reencontrarse consigo mismo tras no contar con protagonismo en Manresa la pasada temporada. Es un escolta con notable dominio de balón, eficaz desde el triple y excelente finalizador. Tiene muchas variantes en ataque y está llamado a ser uno de los nombres propios esta temporada en la división de plata del baloncesto español.
  • Rodions Kurucs (2.06 metros y 17 años): Se perderá los primeros cuatro meses de competición a consecuencia de una grave lesión. Un alero alto, con cuerpo privilegiado y un talento impropio para alguien de tan temprana edad. Es uno de los mayores proyectos del baloncesto europeo y destaca por ser un jugador completo, con muchas virtudes. Es el fichaje más ilusionante que ha realizado el Barça para su cantera este verano. Anota, rebotea, recupera balones, reparte asistencias… Su dotado físico y notable técnica individual le convierten en un jugador desequilibrante en situaciones de uno contra uno.
  • Màxim Esteban (2.01 metros y 17 años): Su prioridad también es el equipo júnior pero sin Kurucs es de esperar que suba más a menudo a apoyar al filia. Un escolta con una altura privilegiada y considerado de los mayores talentos de su generación en España. Destaca por sus muchas variantes en ataque, es rápido, ágil, versátil y puede anotar con regularidad desde la media-larga distancia. Asegura actividad e intensidad defensiva.
  • Aleix Font (1.92 metros y 17 años): Una metralleta. Es uno de los tiradores más prometedores del baloncesto español y, además, defensivamente es uno de los jugadores más completos de su generación. Su prioridad será el equipo júnior.
  • Ramón Vila (2.03 metros y 18 años): La garra, el carácter, la intensidad… y el talento. Es la clase de jugador que todo entrenador querría en su equipo, porque siempre suma (aunque no aparezca en la estadística). Un interior no muy alto pero sí con buen cuerpo, que aprovecha para ser agresivo en la zona. Es inteligente y entiende el juego a la perfección. Tiene buena visión de juego para la posición. Un seguro de vida en defensa, por su agresividad y actividad.
  • Eric M. Vila (2.04 metros y 17 años): Una joven promesa llamada a conseguir grandes cosas en el mundo de la canasta. Un alero/ala-pívot con buena envergadura y eficaz desde la media-larga distancia. Está en constante crecimiento en el apartado táctico y técnico del juego. Es buen defensor, intuitivo e inteligente. No obstante, actualmente tiene una importante falta de kilos que le permitirían (quizás) ser más desequilibrante cerca del aro.
  • Alex Mazaira (2.06 metros y 18 años): No ha terminado de explotar, pero por sus condiciones físicas y técnicas está considerado como una de las mayores promesas del panorama nacional. Es un ala-pívot alto, con envergadura privilegiada y que tiene talento para ser desequilibrante en ataque. Le falta añadir mayor agresividad a su juego, ser más duro en los dos lados de la vida y aprovechar su dotada altura y buen manejo de balón en situaciones de uno contra uno. No le gusta mucho la zona. No existen muchos jugadores de su perfil en España.
  • Sergi Martínez (2.01 metros y 16 años): Una de las sensaciones este pasado verano con la selección española sub-16. Un interior muy talentoso y con unas posibilidades inmensas en el mundo de la canasta. Puede jugar tanto de cara como de espaldas a canastas, es móvil, rápido, viene mejorando técnicamente de forma destacada y asegura rebotes gracias a su dotado cuerpo y también pasa bien el balón desde el poste. Eficaz desde la media distancia y también puede anotar desde el triple. Uno de los jugadores a los que no conviene perderle de vista…
  • Emir Sulejmanovic (2.02 metros y 20 años): Un interior fuerte, móvil, inteligente y con muchas variaciones para ser determinante en ataque. Es de los pívots más prometedores en la generación de 1995 y apunta a ser pieza fundamental en el filial del Barça, apoyando además al primer equipo con entrenamientos. Tiene facilidad para sumar, ya sea anotando o capturando muchos rebotes. Defensivamente destaca por su actividad e intimidación.
  • Atoumane Diagné (2.12 metros y 17 años): Físicamente es un interior superdotado. Es un pívot fuerte, que ha mejorado en el apartado táctico y técnico desde su llegada a ‘Can Barça’ pero que todavía no aprovecha su privilegiado tamaño para ser determinante en su categoría. Crecerá en categoría júnior y el filial azulgrana.